Un nueva estrella ilumina el camino de Fe y Alegría

“Fe y Alegría no se puede dormir frente al hecho creciente de la marginalidad en nuestra América y en el mundo”.

  1. José María Vélaz

 

Todo comenzó en Agosto del año 2013. En esa oportunidad el P. Emile Ranaivoarisoa. S.J responsable de los distritos de Ikalamavony y de Solila en Madagascar manifestó su deseo de iniciar Fe y Alegría en su país. Pocos meses después su Provincial, el P.  Pierre André Ranaivoarson envió una comunicación al Coordinador de la Federación confirmando oficialmente la petición del P. Emile.  Así iniciaron las acciones de Fe y Alegría en Madagascar. Y el pasado 21 de octubre del 2015, en medio de la alegría y la emoción de los asambleístas, la  Federación recibió la petición oficial  del Provincial para entrar a formar parte de los países federados.

Estos dos años que han transcurrido desde aquel correo, han sido realmente productivos. La presencia  y acompañamiento en el terreno del P. Joaquín Ciervide,  delegado de la Federación para los temas de  África,  permitió que se iniciara un trabajo intenso que oficialmente arrancó  en enero del 2014. En ese momento se iniciaron las visitas a posibles escuelas primarias del Distrito de Ikalamavony; Fueron seleccionadas 24  escuelas con un mínimo de equipamiento, con angustias de pobreza y con maestras y maestros con grandes deseos de colaborar y aprender.

El proceso arrancó con la  formación de maestros en tres regiones: Solila, Mangidi e Ikalamavony, fueron al  alrededor de 108 los maestros que participaron. “Los dos primeros meses fueron sobre todo un tiempo de reflexión que dio nacimiento a muchas ideas que querríamos poner en práctica: más y mejor formación de los maestros, un sistema de acompañamiento y apoyo a la gestión económica de las escuelas, mejora del equipamiento, creación de un espíritu de red en las escuelas de Fe y Alegria y todo ello en un contexto de desarrollo económico de la región y de respeto a nuestra bella naturaleza. Pusimos nuestros pensamientos por escrito para conocimiento de posibles financiadores”, son las palabras de p. Joaquín Ciervide al referirse al proceso.

Hoy, dos años después, en el 2015 ya Madagascar es parte de la Federación internacional de Fe y Alegría. “Este paso es importante para nosotros, la educación pública de calidad en Madagascar es parte de la misión apostólica que nos ha confiado el General de la Compañía de Jesús. En el país el 62% de la población está entre los 0 y los 25 años, lo que significa que es un país joven en el que se debe invertir en una buena educación;  además se ha heredado de Francia un modelo educativo en donde se privilegia la educación privada y hay una fuerte rivalidad entre esta y la escuela pública. Nuestra esperanza con la llegada de Fe y Alegría es que esta situación se supere y podamos apostar por un país más educado” fueron las palabras con que el Provincial P.  Pierre André Ranaivoarson S.J celebró este acontecimiento.

Lo que viene ahora es fuerte, mucho trabajo en pocas manos, al P Emile Ranaivoarisoa, Director de Fe y Alegría Madagascar, lo acompaña un pequeño grupo en el que prevalecen los maestros ya formados y algunos miembros de la comunidad, ellos tendrán la labor de empezar a verificar si la formación que recibieron los casi 200  maestros,  ha tenido algún impacto en la calidad de la educación de los niños y niñas de las 80 escuelas que ingresaron a formar parte de la red de Fe y Alegría.

Desde la distancia, le deseamos al equipo de Fe y Alegría en Madagascar todo nuestros apoyo y acompañamiento. Son nuestro último hijo y tenemos que cuidarlo. Cuenten con 1.500.000 mil personas dándoles fuerza, energía y mucho ánimo.

  • Compartimos perfil y entrevista al P. Emile Ranaivoarisoa. Director Fe y Alegría Madagascar

El P. Ranaivoarisoa Emile nació en Ihazolava/Ambatolampy Antananarivo (Madagascar), tiene 47 años, es sacerdote jesuita desde 1997. Trabaja como responsable de los distritos de Ikalamavony y de Solila, cada una con una población de 64.167 en el primer distrito y 45.941 en el segundo.

La población es de agricultores (arroz, yuca, maíz) y pastores (sobre todo rebaños de cebúes), Muchos proceden de las altas tierras (Fianarantsoa, Antananarivo…) donde el terreno es fértil. Existen también canteras en las que la gente busca piedras preciosas y oro. En general, la región es potencialmente rica pero la población sigue siendo pobre.

Los malgaches son una población joven ya que los jóvenes constituyen 25 % de la población aproximadamente. Los niños son también entre 20 y 25 % de la población, o sea :IKALMAVONY : 16.040 niños SOLILA : 11.500 . Las chicas son un poco más numerosas que los chicos.

 

  1. ¿Cómo conoció Fe y Alegría?

Desde hace años yo ya había escuchado de Fe y Alegría como un sistema de Educación Popular en América Latina (Venezuela, Colombia…). Empecé a buscar en Internet la página web de Fe y Alegría. Después de 2010 yo busqué direcciones de correos en la web (contactos), y entonces ya escribí y envié algunos correos, pero lamentablemente no obtuve ninguna respuesta.

Cuando el P. General Adolfo Nicolás visitó la Provincia de Madagascar en Febrero del 2011, durante nuestra reunión él habló entonces de Fe y Alegría a los Jesuitas presentes en Antananarivo, la capital de Madagascar.

Yo comencé a trabajar en los distritos de Ikalamavony y de Solila a partir de marzo 2013. Constaté la situación de las escuelas locales que en general eran muy pobres, a excepción de dos escuelas confiadas a dos Congregaciones de Hermanas (las Hermanas del Sagrado Corazón de Raguse y las Hermanas Jeanne Delanoue). Después de algunos meses de permanecer en la zona, recordé la idea de  volver a contactar a Fe y Alegría. Hablé con el P. Jean Simon, un sacerdote Jesuita Malgache. Me dijo él que había ya asistido a una conferencia dada por Fe y Alegría, y que tenía la dirección del responsable. El contactó primeramente con Fe y Alegría y me dio la dirección email.

En el mes de Julio 2013 me encontré en China con el Superior Regional de Puerto Rico, P. Alberto Mario TORRES, con quién hablé y le pedí información sobre Fe y Alegría. Él se puso también en contacto con Fe y Alegría.

  1. 2. ¿Cuál es el contexto social y educativo de la zona en donde tiene la intención de iniciar el modelo de Fe y Alegría?

Los distritos de Solila y de Ikalamavony son regiones situadas en la Diócesis de Fianarantsoa, y están a 100 kilómetros de la ciudad de Fianarantsoa. La gente es campesina, en su mayoría iletrados. La demografía, como suele acontecer en los campos es galopante. Los niños son numerosos pero una minoría va a la escuela. Las dos regiones son más o menos ricas, pero las personas permanecen pobres. Los ladrones de cebús  (ganado vacuno) atacan a la gente humilde. En cada estación seca hay quema de la sabana que arrasa con todo.

Mi objetivo principal es EDUCAR a la gente, sobre todo a los niños, niñas y jóvenes. Yo creo que el modelo de Fe y Alegría es conveniente en el caso de estos dos distritos.

 

  1. ¿Cuál es la situación de la formación inicial en Madagascar?

En Madagascar hay ESCUELA PÚBLICA subvencionadas por el Estado, y ESCUELA PRIVADAS independientes del Estado en cuanto a su Administración y subvención, es decir, el estado no subvenciona a las Escuelas Privadas.

En el caso de las Escuelas Privadas de la sabana (en los distritos) son los Padres junto con los padres de familia quienes se responsabilizan de la Administración, del financiamiento de las escuelas, del material escolar… La Diócesis da una ayuda de acuerdo a sus posibilidades.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *